Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Malcolm Gladwell’ Category

¿Sabiduría o falacia de las mayorías? 

(2a. parte)

Creative Commons License

Esta obra está bajo una

Licencia de Creative Commons

“Cómo influye la sabiduría colectiva en los negocios, las economías, las

 sociedades y las naciones.”

James Surowiecki

En nuestra entrada anterior expusimos la opinión de aquellos que piensan que sólo el punto de vista de los expertos, es el más acertado o cercano a la verdad. En esta ocasión expondremos la visión de los que sostienen hoy en día, que en un mundo global, de redes sociales, de colaboración y comunicación en línea instantánea, en tiempo real  e incluso a distancia, la sabiduría que puede aportar la colectividad es más grande y supera con mucho, al conocimiento experto de determinados individuos o sabios.

Un autor señala que cuanta más gente piense y trabaje en un tema, más alto será el nivel de profundidad, obteniendo un conocimiento superior al que cualquier sujeto alcanzaría si estuviera solo (Kerckhoce, 1997).  Citado en http://www.iniciativasocial.net/?p=204

De igual forma James Surowiecki en su libro “La Sabiduría de las Multitudes (¿Por qué las multitudes son más listas que unos pocos?).Estudia lo que denomina la sabiduría de las multitudes. “Las decisiones tomadas colectivamente por un grupo de personas, bajo ciertas condiciones, suelen ser a menudo más atinadas, que las que podrían haber sido tomadas sobre la base del conocimiento de un experto”.

Citado en http://www.resumido.com/es/libro.php/318

El autor sostiene que el valor agregado y el conocimiento de millones de personas es superior al de individuos solitarios, por más expertos que sean en sus especialidades, y que las respuestas de la multitud son más acertadas cuando la gente actúa independientemente, sin ejercer influencia unos sobre otros, pero, al mismo tiempo, tomando subconscientemente en cuenta cómo actúan los demás.

Sin embargo, los científicos advierten: “Las multitudes tienden a ser sabias sólo si los individuos actúan de manera responsable y toman sus propias decisiones. El grupo no será inteligente si sus miembros se imitan unos a otros… Citado en http://www.emotools.com/static/upload/files/inteligencia_colectiva.pdf

Surowiecki inicia su argumento con la anécdota del científico británico Francis Galton. Quién se propuso averiguar hasta qué punto podría un grupo de 787 personas determinar el peso exacto de un buey. Cuando el peso del buey fue revelado 543 kilogramos,  resultó que la estimación promedio de la multitud había sido, asombrosamente 542.5 kilogramos.

En su momento, el libro de Surowiecki se convirtió en un bestseller y el concepto la sabiduría de las multitudes se popularizó en el mundo corporativo. De hecho, la operación de sitios como Google, Yahoo, Facebook, MySpace  está basada en esta suerte de colectivismo online y recientemente Netflix, la empresa líder en alquiler de películas, convocó a un certamen internacional apelando a la “sabiduría de las multitudes” para perfeccionar su sistema de recomendaciones.  Citado en http://www.lanacion.com.ar/919853-la-sabiduria-colectiva-y-sus-limites

La noción de que es posible recurrir a la opinión de las masas para dilucidar problemas de toda índole ha dado lugar a inesperados e innovadores emprendimientos como Wikipedia, innocentive, pinterest, y el uso de términos como Co-society o el de Crowdsourcing, como ejemplos de una sociedad o comunidad 2.0 donde sus miembros son actores, co-partícipes de la generación de nuevos productos o servicios.

Hoy en día, el concepto de Surowiecki se está utilizando en otra forma, aplicándolo en el sentido predictivo, de creación de conjeturas entre un grupo de personas sobre algún tema o evento determinado. Las preguntas pueden ser tan variadas como ¿Quién ganará las próximas elecciones? ¿Cuál será el precio del I-phone a fin de año? o ¿Cuánto valdrán las acciones de google el próximo mes? De hecho están empujando un proyecto llamado Predictify donde los usuarios pueden entrar para participar en la predicción de acontecimientos, éxitos o fracaso de prototipos o marcas comerciales, incluso predice la popularidad que mantendrán o llegarán a tener el gremio de actores de cine.

 Por supuesto, no todas las masas son sabias, para acertar en la predicción es necesario que se cumplan los siguientes criterios:

– Diversidad de opinión: la opinión ha de ser privada

– Independencia: no deberían de estar influenciados por los que les rodean

– Descentralización: cada individuo debería estar especializado en un ámbito y recurrir a su conocimiento

Citado en http://www.netquest.com/actualidad/?p=194>

Pero aun cuando la sabiduría colectiva logre remplazar eficazmente a la imaginación individual en ciertos sectores de la vida, hay regiones de la actividad humana en que su aplicación ha dado escasos resultados. Una de ellas es la de la creatividad. Por seductora que resulte la apuesta a la superior inteligencia de las multitudes, no sería mala idea detenerse en la advertencia de Charles MacKay en su famoso librito, publicado 166 años atrás: “La gente, es sabido, piensa en manadas; se verá que también enloquece en manadas y sólo recobra la cordura lentamente, uno por uno”. . Citado por Mario Diament en http://www.lanacion.com.ar/919853-la-sabiduria-colectiva-y-sus-limites

En nuestra siguiente colaboración abordaremos uno de los términos que hoy se mencionan y se deriva del concepto de sabiduría de las multitudes: El Crowdsourcing.

 

Sergio Moreno Ibarra

AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License Esta obra está bajo una

licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

El camino del KAISEN

Acto y Potencia II

Creative Commons License

el-yo.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons

“La inteligencia no tiene tanto que ver con lo que se sabe, sino con lo que se hace cuando no se sabe que hacer”

Anónimo

Continuando con un tema que dejamos pendiente, abordaré hoy los tipos de procrastinación, básicamente la que se da cuando dudamos ante un dilema, tenemos que decidir o hacer algo, nos atoramos, nos gana la indecisión y postergamos temporalmente nuestra deliberación y actuación, el segundo tipo es cuando se hace un hábito crónico, forma parte de nuestra personalidad y se puede reconocer al revisar nuestras listas de planes y objetivos y verificar cuántos son llevados a cabo, si tengo una larga lista que aumenta a la par que la edad, lo más seguro es que éste hábito ya forma parte de mí.

La Procrastinación tiene diferentes causas y finalidades:

· El temor al fracaso

· El perfeccionismo

· El temor al éxito

· La falta de prioridades y un manejo adecuado del tiempo

En esta entrada hablaré de las primeras dos, la próxima me referiré a las últimas.

El temor al fracaso, al ridículo, a enfrentar una mala fama o sentir la crítica de terceros es una realidad que la mayoría de las personas evitamos. Existe dentro de nuestro cerebro, un órgano llamado amígdala, que almacena para nuestra supervivencia y aprendizaje las experiencias emocionales, pero también ha jugado un papel vital en nuestra supervivencia, se activa cuando tenemos que luchar o huir, este mecanismo de alarma lo compartimos con el resto de los mamíferos. Una de las características peculiares de este órgano es que cuando nos enfrentamos a una situación que nos parece amenazadora, entonces provoca en nosotros una parálisis, nos inmoviliza para tomar una decisión o actuar, nos impide el pensamiento racional y creativo, de hecho, si el cerebro a través de la amígdala capta un riesgo o un peligro potencial para nosotros, entonces nos frena en seco. Los japoneses han descubierto como hacer frente al cambio utilizando una técnica muy practicada en el campo personal y también en el ámbito empresarial: El Kaisen.

Kaisen significa proceso de mejora y tiene como fundamento realizar cambios tan pequeños o imperceptibles que prácticamente a nuestro cerebro y nuestra memoria emocional les pasan desapercibidos, la realidad de esta aplicación es que a través de esta técnica muchas personas han podido dejar de fumar, mejorar sus hábitos de trabajo, transformar sus hábitos de alimentación y de salud, la clave, pequeños pasos, como los de un bebé, de tal manera, que después de repetirlos lo suficiente se arraiguen, convirtiéndose en hábitos que formarán parte de nuestra personalidad y habrán modificado cualquier programación anterior. Para profundizar en este tema les recomiendo el libro El camino del Kaizen de Robert Maurer.

http://blogs.periodistadigital.com/libros.php/2006/05/09/el_camino_del_kaizena_de_robert_maurer

 

Una segunda forma de Procrastinación, de la cuál tengo que reconocer soy cliente en ocasiones, es el Perfeccionismo. Esta práctica implica querer hacer las cosas escrupulosamente bien, de manera óptima, con los mejores recursos y la mejor información, dejando de reconocer que en nuestra realidad de cada día existen demasiadas variables fuera de nuestro control para querer todo perfectamente planificado y orquestado por nosotros, pero como decía una amiga educadora muy sabia: el muy bien está peleado con el bien, es decir, cuando queremos hacer las cosas o decidir, siempre bajo este parámetro de la perfección, es muy probable que dejemos muchas cosas por realizar, ya que en cualquier actividad humana, la perfección, el aprendizaje, la maestría, no sucede o se da de golpe, por arte de magia, va teniendo lugar poco a poco, en espiral, en aproximaciones sucesivas; cualquier deportista o artista lo comprende muy bien, los miles de ensayos, todos los cientos de borradores, el cúmulo de horas invertidas antes de lograr un nivel ejemplar de ejecución.

Es irónico incluso, pero muchas veces la procrastinación, aplicada a la toma de decisiones, sucede porque muchas personas a la hora de deliberar creen que mientras más información se tenga sobre un tema o problema en cuestión, la decisión será mejor. Malcolm Gladwell en su libro Blink, Inteligencia Intuitiva, explica ampliamente como en muchas situaciones médicas, ante mayor información, mayor dificultad para tomar decisiones de parte de los doctores, aunque ellos mismos opinan que mayor información es mayor seguridad y confiabilidad en sus decisiones, Gladwell, demuestra con estudos y estadística que esto no es así. En muchas situaciones se tiene que tomar también en cuenta el instinto y la intuición; y otra lección de la experiencia es la simplicidad, reducir un problema a sus elementos más simples, despejando el camino para decidir con más certeza.

 

Conclusión, no siempre más es mejor, en este caso, esperar la perfección antes de decidir o actuar nos puede condenar al inmovilismo, al silencio o la inacción, a privar al mundo de un ser humano potencialmente dotado de muchos dones, que tendrá que desarrollar día a día hasta que, si tiene suerte, alguna de sus decisiones, acciones u obras pasen a la historia y contagien a muchas otras personas de su pasión, de su verdad…

http://cesarvo.blogspot.com/2006/04/libros-blink-inteligencia-intuitiva.html


Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

Hocus Pocus

El anhelado equilibrio II

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

gota-de-leche.jpg

 

“Quien tiene un por qué para vivir, encontrará casi siempre el cómo” Nietzsche.

Imagínense poder pronunciar como en las famosas zagas de la serie de Harry Potter Hocus Pocus o si ustedes quieren Abracadabra y transformar nuestros deseos en realidad, suprimir algún mal rato, solucionar algún problema, definitivamente es tentador y se antoja, no importa la edad que se tenga.


Pero independientemente de que creamos o no en la magia, es importante saber que hay acciones sencillas que marcan el rumbo de nuestra vida, sus acciones y su significado. Como explicaba en la entrega anterior, es muy importante saber que nuestros pensamientos pueden ser el origen de muchas decisiones y actos humanos. Pero la conexión que existe entre mente, emociones y cuerpo, también se da a la inversa y podemos al conocer esta relación, utilizarla en nuestro favor.


Dos psicólogos renombrados Ekman y Friesen, citados en el libro genial Blink (Inteligencia Intuitiva) del comunicador Malcolm Gladwell hicieron un experimento en el que identificaron los movimientos que hacemos con la cara. Usaron 2 grupos de estudio, uno de ellos se le pidió recordar momentos de ira, angustia y tristeza, al otro grupo se le pidió seguir una serie de movimientos faciales, sin explicarles, que son los movimientos musculares que nuestra cara realiza cuando estamos enojados, angustiados o tristes. Lo sorprendente del estudio es que ambos grupos, fueron monitoreados en su ritmo cardiaco, presión arterial y algunas otras cosas. El resultado de las mediciones en ambos grupos fue extremadamente similar.

¿Esto que nos revela y aporta? Gracias a este estudio sabemos que las emociones no comienzan al azar sin que intervengamos en ellas. Nosotros podemos decidir, inducirnos o empujarnos hacia un estado emocional y mental a través de nuestro cuerpo. El consejo que extraje después de leer este libro fue, cada vez que esté triste, agobiado, irritado, etc… y caiga en cuenta de ello, puedo optar, con sólo esbozar una sonrisa, levantando los párpados, parándome en forma más erguida, con la cabeza más en alto; de esta forma puedo lograr sentirme mejor ser humano, más feliz. Se que esto suena a magia, pero es real.


Habrá ocasiones en las que nuestros estados anímicos y mentales sean consecuencia de enfermedades, problemas más profundos que no se pueden zanjar de una forma tan sencilla. Pero, es vital, para nuestra salud y nuestro proyecto de vida, saber que al igual que somos lo que pensamos, de igual manera somos lo que sentimos. Nos quedará a nosotros la tarea como siempre, de escoger, decidir que queremos hacer al respecto.

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »