Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Pintor Mexicano

(Pinturas de Octavio Ocampo, pintor Mexicano)

Creative Commons License

Esta obra está bajo una

licencia de Creative Commons

“Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor”

Albert Einstein

Si quisiéramos saber cuánto vale una vida humana, la respuesta dependería mucho de a quién le planteáramos la pregunta y  desde qué contexto y circunstancias nos está respondiendo.

Un discípulo acudió al maestro para preguntarle:
-Maestro, ¿cuánto vale un ser humano?
El maestro no respondió a la pregunta, se limitó a sacar de uno de sus bolsillos un diamante y decir a su discípulo:
-Ve al bazar y pregunta a varios comerciantes cuánto vale este diamante. Pero… ¡No lo vendas! Después vienes a verme y me cuentas cuánto te han ofrecido por él ¿De acuerdo?
-De acuerdo maestro-.
El discípulo fue al bazar, presentó el diamante a un vendedor de verduras y le preguntó cuánto le darían por la joya.
-Te podría ofrecer hasta cuatro kilos de patatas-.
El discípulo acudió a una cacharrería y el propietario le dijo:
-Por este diamante te podría entregar unos potes de bronce y dos cubos de latón-.
Después, el discípulo acudió a una bisutería. El dueño, tras examinar el diamante, dijo:
-Por este diamante te puedo ofrecer un collar y unos pendientes de acero-.
A continuación el discípulo se dirigió a un joyero, que cogiendo el diamante en sus manos, le dijo:
-Por esta joya podría ofrecerte una buena suma de dinero-.
Decidió finalmente ir a la joyería mejor del bazar. El dueño era un gran joyero y, después de examinar con lentitud el diamante, comentó:
-Amigo mío, este diamante no tiene precio. ¡Su valor es realmente incalculable! ¡No hay suma de dinero que pueda adquirirlo!-
Cuando el discípulo le contó al maestro todas sus gestiones, éste le dijo:
Creo que ya no hace falta que te lo explique… Tu mismo te habrás dado cuenta.
El valor de un hombre depende siempre de quien lo “tase”.
Citado en http://rincondemayka.webcindario.com/hist_el_valor_de_un_ser_humano.htm

Imagínese si le hiciéramos la pregunta a Oskar Schindler el personaje de la famosa película “La lista de Schindler” seguramente nos contestaría desde su contexto, que una pieza de oro, o algún otro objeto valioso que durante la segunda guerra mundial era preciado por los opresores alemanes, hubiera bastado para salvar la vida de alguno de los prisioneros de guerra, por eso al final de la película se lamenta amargamente llorando, por los bienes que despilfarró y en ese momento hubieran significado la salvación para muchos cientos de vidas.
http://peliculasid.biz/2689/La-lista-de-Schindler_Espaol-Latino.html

Si le hiciéramos esa misma pregunta a un radical del islam, que está dispuesto a empeñar la propia vida en sacrificio en un acto terrorista que matará a cientos o miles de sus enemigos sagrados, es muy probable que su pensamiento sea, que la vida de sus enemigos no vale nada ante los ojos de Dios.

Si le preguntáramos a un monje que vive en el Tíbet, seguramente nos diría que cada vida humana es sagrada, porque es imagen y semejanza de su creador.

Pero finalmente, si le preguntáramos a un empresario neoliberal de nuestros tiempos, probablemente nos diría que una persona vale su capacidad de producir bienes y servicios, como también su habilidad de generar utilidades.

Bajo este último y peligroso criterio de valoración, se estaría calificando con una nota muy baja a la población económicamente no activa, a los no nacidos, a los menores de edad, a los adultos de la tercera edad ya jubilados, a los enfermos terminales o en coma,  porque se estaría utilizando una regla para medir, que pone el valor absoluto de la dignidad del ser humano en dependencia de una contribución o función. Hacer esto equivale a quitar al ser humano del centro, del presente y futuro de la historia.

Si los intereses empresariales y comerciales, financieros, políticos y económicos, así como también los objetivos tecnológicos y científicos, son el punto final de referencia del rumbo de la humanidad, olvidando al creador y autor de todas estas disciplinas y esfuerzos; entonces el futuro del humanismo, la dignidad del ser humano, los derechos de varias minorías están en riesgo.


Nunca será demasiado tarde, ponerse de pie, alzar la voz, señalar con valentía, cuando el papel de la persona se vaya borrando del firmamento de la vida social. Callarnos, desviar la mirada, cerrar los ojos, es tan culpable como aquellos que buscando sus propios beneficios, son capaces de sacrificar a todo un pueblo en función de intereses materiales, económicos y políticos.
Para variar hagamos algo, en especial, defendamos a aquellos que no saben, no pueden o no tienen todavía la capacidad de defenderse. Sólo haciendo cada uno nuestra parte, dejaremos un mundo mejor que el que nos encontramos al llegar.

“No me preocupan los gritos de los Canallas, solo el silencio de los Justos” – Martin Luther King

Sergio Moreno Ibarra

AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

Gregory Coltbert

Creative Commons License

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons

“Una sociedad se define no sólo por lo que crea, sino por lo que se niega a destruir.”
John Sawhill

Ex presidente y Director General de The Nature Conservacy

“Asombro, paz, reverencia, armonía, surealismo, fantasía, admiración, amor…” son algunas de las palabras con las que describían algunos visitantes la pasada presentación de la obra de Gregory Coltbert “Ashes and Snow” que estuvo expuesta tres meses en el Museo Nómada instalado en el Zócalo capitalino, en la Ciudad de México.

Si se ha observado la obra de Coltbert, no sorprenden los comentarios y las valoraciones vertidas anteriormente. El artista, nos presenta un mundo, una naturaleza donde conviven los seres humanos, los animales y la naturaleza, en una forma parecida a las narraciones bíblicas sobre el paraíso original de Adán y Eva.

Contrasta con el estilo de vida actual, caracterizado en cierta manera por la concentración de la población mundial en las zonas urbanas, sujeta a las presiones y exigencias de la vida actual; vivienda, traslados, desarrollo profesional, convivencia familiar y social. Uno de los temas que sobresalen en las noticias y crónicas de las grandes ciudades es la inseguridad, derivado de un estilo de vida que solamente en algunas regiones del planeta proporciona acceso y oportunidades a sus habitantes; en un porcentaje muy elevado, ciudadanos de muchos países luchan por conseguir un puesto de trabajo o una oportunidad que les proporcione libertad financiera.

Y si mi comentario parece exagerado, según datos proporcionados por el Banco Mundial, en el año 2,000 el 50% de la población del planeta poseía solamente el 1% de los bienes mundiales. Esta inequidad y falta de humanismo en la distribución de la riqueza y los oportunidades de desarrollo, propicia un entorno de relaciones de enfrentamiento, de desconfianza, de descontento.
Vivir en un estado de armonía con los demás, consigo mismo, con la naturaleza y con los animales es más difícil en situaciones donde el objetivo primario de cada día es la subsistencia. Aún así, el legado, la obra y propuesta de Colbert, nos muestra que nuestro mundo puede ser diferente, un lugar donde es posible la paz, el respeto, la armonía.
¿Usted que opina?

“En definitiva, sólo preservamos lo que amamos,
sólo amamos lo que entendemos y,
sólo entendemos lo que nos han enseñado.”

Baba Dioum
Ecologista Senegalés

Si desea conocer mejor la obra de Gregory Colbert puede hacerlo en: http://www.ashesandsnow.org/

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

Mejor Improvisar que Procrastinar

Acto y Potencia I

Creative Commons License

el-tiempo-se-ha-detenido-don-juan-demarco8.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons

“No basta saber, se debe también aplicar; no es suficiente querer, se debe también hacer”

Johann Wolfgang von Goethe

 

Inicio este post it con una afirmación pragmática: Mejor improvisar que procrastinar. Decía una de nuestras lectoras que dependerá de lo que escojamos en un día específico; puede ser quedarnos diletantes, expectantes o dejarnos llevar por la acción. Tal vez usted estará pensando que ninguna de las dos opciones le convence y yo comparto su punto de vista, me parece que una tercera alternativa debería ser la acción planificada, pero bueno, la vida no es un script hecho o un guión que podamos seguir al pie de la letra en realidad, así que creo que la mayoría de las personas nos enfrentamos a situaciones que nos exigen una respuesta, decidir, actuar y a veces improvisamos, en otras postergamos lo ineludible o finalmente analizamos, discernimos y pasamos a la acción.

Hoy quiero hablar un poco de la Procrastinación. Ésta, según Wikipedia: es la acción de procrastinar, es decir, de postergar actividades o situaciones que uno debe atender, por otras situaciones más irrelevantes y agradables. Este término proviene del latín pro- (adelante) y crastinus (relacionado con el mañana).

La procrastinación es un trastorno del comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad (estrés). Éste puede ser físico (como el sentido durante actos que requieren trabajo fuerte o ejercicio vigoroso), psicológico (en la forma de ansiedad o frustración), o intelectual. El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir. El acto que se procrastina puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante. La procrastinación también puede ser un síntoma de algún desorden psicológico, como depresión o TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad).

http://es.wikipedia.org/wiki/Procrastinaci%C3%B3n

Menciono la procrastinación en esta ocasión, por que desde mi punto de vista y mi experiencia personal, esta forma de comportarnos puede tener consecuencias muy trascendentes en nuestra vida; cuando no sólo es una actitud eventual sino que se instala en nosotros, deteniendo nuestro crecimiento y desarrollo personal. Soy consciente de que existen en nuestro proceso personal, tiempos para dar pasos hacia delante o hacia atrás, tiempo para reflexionar y decidir, momentos para pasar a la acción y realizar todas aquellas capacidades, talentos y potencialidades que viven en nosotros como decía el sabio Aristóteles, pero existe todo un camino que tendremos que recorrer para sacarlas de la mera posibilidad y transformarlas en actos concretos.

http://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-filosofia/Filosofiagriega/Aristoteles/Acto.htm

 

En la siguiente entrada explicaré algunos tipos de procrastinación, sus posibles causas y sus consecuencias, su relación con el cambio y con nuestra vida.

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

Antes de tomar una decisión importante en su

Vida…

Creative Commons License

 

faces-janus.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

 

Hágase estas Preguntas

 

“Two roads diverged in a wood, and I…
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference”.

Robert Frost, The Road Not Taken

Este bello fragmento del poeta norteamericano Robert Frost nos encuadra perfectamente en el comentario de este día: decisiones. El poema traducido en forma libre significa más o menos lo siguiente:

Dos caminos se bifurcaron en un bosque

Y yo tomé el menos transitado,

Y eso, ha hecho toda la diferencia

 

No cabe duda que nuestras decisiones de cada día van marcando y constuyendo nuestros caminos y la suma de muchas pequeñas elecciones van consolidando un proyecto de vida, una opción de vida. Seguir nuestro proyecto de vida hace toda la diferencia, esa opción podrá ser lo que deseamos desde el fondo del alma y entonces cada elección nos dará felicidad y viviremos nuestra jornada con mucha pasión. Pero si en nuestras deliberaciones cotidianas, vamos escogiendo y decidiendo acciones y cosas que no nos encaminan a nuestro propósito fundamental en la vida, entonces, caminaremos dormidos, existiendo rutinariamente, entre las sombras como zombies vivientes recordando que alguna vez fuimos humanos y teníamos libre albedrío.

Según la autora Debbie Ford en su libro Hágase estas preguntas, una forma muy inteligente y útil para poder revisar nuestras decisiones importantes en la vida, es hacernos una serie de preguntas antes de tomar alguna deliberación definitiva, estos cuestionamientos nos sirven como disparadores y como brújula para orientar y visualizar nuestras decisiones y acciones antes de llevarlas a cabo. A continuación listamos la serie de preguntas:

1. ¿Me llevará esta decisión a un futuro más estimulante o me dejará anclado en el pasado?

2. ¿Me aportará esta decisión una satisfacción a largo plazo o sólo una gratificación inmediata?

3. ¿Tengo el control de la situación o intento complacer al otro?

4. ¿Voy en busca de lo bueno o de lo malo?

5. ¿Esta decisión reforzará mi fuerza vital o me robará energía?

6. ¿Utilizaré esta situación como un catalizador para crecer y evolucionar o me servirá para hundirme?

7. ¿Esta decisión me da poder o me lo quita?

8. ¿Es un acto de autoestima o un acto de auto sabotaje?

9. ¿Es esto un acto de fe o un acto de miedo?

10. ¿Elijo desde mi divinidad o desde mi condición humana?

Mañana, seguimos compartiendo un poco más sobre el impacto que puede tener hacernos estas preguntas de forma constante.

http://www.criticadelibros.org/8479535733

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »