Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Tecnología’ Category

Creative Commons License

cerillo.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons

Responsabilidad

“Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser

lo que es y se reconoce libre de ser lo que desee ser”

Jean Paul Sartre

Algunas entradas anteriores hablé del punto de vista de algunas personas que opinan que nuestros condicionamientos biológicos, genéticos, psicológicos y sociales entre otros, determinan o configuran nuestros actos, por lo tanto, realmente somos muy poco libres de lo que hacemos o dejamos de hacer.

Los avances contemporáneos en algunas disciplinas como la neurobiología, la neurología aplicada a las ciencias de la conducta, la genética y sus distintas ramas, la bioinformática y demás adelantos científicos y técnicos están ofreciendo novedosos planteamientos para los cuáles el derecho y la misma filosofía están siendo cuestionados en sus fundamentos. Muchos de los avances mencionados anteriormente han querido plantear que ante ciertos escenarios y circunstancias, las personas no son libres en realidad o al menos responsables de sus actos a cabalidad.

Así que no es extraño contemplar historias contemporáneas en las que se utiliza legalmente defensa por locura temporal, casos reales en las noticias en los que se plantea que una persona afectada en su cerebro no tiene la capacidad de juicio y de toma de decisiones, debates en los que se discute si los adolescentes tienen un cerebro completamente desarrollado para el juicio moral como defiende la Asociación Médica Estadounidense y otros grupos, inclusive; se introducen los resultados de imágenes por resonancia magnética del cerebro (IRMf) para presentar fronteras nuevas entre cerebros normales y anormales dentro de juicios en la Corte; según nos explica Jeffrey Rosen, colaborador del New cork Times.

http://www.obsmagazine.com/articulos.php?id_sec=1&id_art=75

Existen posturas como la de Robert Sapolsky, neurobiólogo de Standford que explica que existen personas con sus cerebros muy dañados, que aunque pueden distinguir entre el bien y el mal no pueden controlar su conducta. Otros como Stephen J. Morse, profesor de derecho y psiquiatría de la universidad de Pensilvania, que equipara las explicaciones de las neurociencias con las psicológicas, explica que los cerebros no son los que cometen crímenes, los cometen las personas; porque si los cerebros adolescentes fueran la única causa de su comportamiento, esperaríamos tasas de homicidios iguales a las de los Estados Unidos en todo el mundo, pero las cifras muestran índices muy distintos.

La ciencia ficción y la industria del entretenimiento han llegado a plantear escenarios donde la policía y las autoridades jurídicas, procesarán personas por acciones que potencialmente pueden llegar a cometer, introduciendo elementos esotéricos como la adivinación de parte de videntes y otro tipo de recursos fantásticos y tecnológicos; como nos muestra la película Minority Report que protagoniza Tom Cruise.


Como dice Fernando Savater, la responsabilidad es la contrapartida necesaria de la libertad, el sujeto es libre para actuar pero no para desprenderse de la consecuencia de sus actos. Jorge Bucay, en el mismo sentido observa que declararse libres es dar este paso en mi definitiva autonomía, asumir el costo de mis decisiones, es encarar la vida con verdadero protagonismo, entendiendo los hechos de mi vida como una consecuencia de mis decisiones.

Así que yo decido ser responsable de mi vida o víctima de las circunstancias, soy libre de quedarme o salir, de decir o callar, de insistir o abandonar, de correr los riesgos que decida y de salir al mundo a buscar lo que necesito.

Creo que cuando nos situamos de esta forma ante nuestra vida, tomando sus riendas, buscando cada vez más en nosotros mismos la génesis o la raíz de nuestro presente y nuestras circunstancias, en lugar de buscar excusas o culpables en terceros, o fuera de nosotros, avanzaremos en el camino diario de construirnos como seres humanos más completos y auténticos, más libres, más dueños de nuestra historia. Creo también, que en la misma medida, en la que nos decidamos a ser libres y responsables de nosotros mismos, en la misma proporción tendremos la capacidad de cambiar, re-escribir sobre nuestros acontecimientos, reinventarnos una y mil veces si es necesario.

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Anuncios

Read Full Post »

Asomándose al Futuro

Creative Commons License

Creative Commons License

 

3e171.jpg copy-of-img_ppal_gest_conocimiento.jpgsfb_img_workforce.jpegevolucion-del-hombre.jpg

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

“El futuro tiene muchos nombres: para el debil es lo inalcanzable, para el miedoso, lo desconocido. Para el valiente, la oportunidad.”

Victor Hugo

La percepción del tiempo suele variar mucho de acuerdo a la edad que tiene el ser humano. Para un niño el concepto futuro es demasiado largo para su acelerado metabolismo y ritmo de vida. Generalmente en opiniones de los adultos el tiempo presente es demasiado corto, se escurre sin poder detener el envejecimiento, los cambios de vida. Para el anciano el tiempo que existe en su conciencia es el pasado, sus mayores alegrías y emociones vividas están en el ayer que pasó y por ello se remontan en sus narraciones a esa etapa en la cuál eran protagonistas y no sólo expectadores como a muchos de ellos les toca vivir sus últimos años.

La percepción sobre lo que será el futuro para muchos es atemorizante, para otros es un misterio, para otros es un lapso de tiempo que quisieran recorrer más de prisa de lo que es posible. Incluso cuántos no hemos soñado alguna vez viajar al futuro y develar los cambios que habrán de venir: cómo viajaremos, cómo nos comunicaremos y haremos negocios, cuáles nuevas formas de diversión y esparcimiento habremos de experimentar. A continuación presentamos algunos vistazos sobre lo que habrá de venir.

http://www.infonomia.com/renacer/07/pon21.php

Para todas las generaciones que no nacieron en la época del Internet y la generación Net, suele existir incluso un rechazo a la idea de un mundo más tecnificado y con mayores cambios. Lo que es muy cierto es que dentro de 50 años nuestro mundo no será igual al que conocemos el día de hoy y tendremos que cuidar y administrar mejores nuestro entorno y nuestros recursos para no seguir deteriorando el planeta y para que este siga siendo un mundo sustentable y en equilibrio.

http://www.ted.com/talks/view/id/74

Para los que muchas veces se sienten ajenos a esta época vertiginosa y cambiante, no debemos olvidar que el mundo es el reflejo de lo que cada uno llevamos por dentro, cada uno tenemos una esfera de influencia y en la medida que realizamos nuestra existencia de una forma ya sea positiva, solidaria, cooperativa, o por el contrario; negativa, indiferente a las necesidades de los demás, con un afán de dominación, supremacía y poder sobre los otros, depende de cuantos empujemos hacia un lado o hacia el otro, nuestro mundo podrá ser un mejor lugar para vivir o podrá ser un escenario como el que nos pintan las películas futuristas pesimistas; Mad Max, Terminator y muchísimas otras. Como ves el futuro de la humanidad depende de lo que hagamos la mayoría y por supuesto lo que en la individualidad proyectemos hacia nuestras familias y comunidades.

 


Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

La Revolución de la Riqueza

Creative Commons License

Creative Commons License

ninos-corriendo.jpg

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

El fin de la Pobreza II

 

“Sólo se puede salir de la pobreza superando las leyes del mercado, proporcionando microcréditos: créditos solidarios sin garantía a los más necesitados para que puedan realizar una actividad independiente y creativa.” Muhammad Yunus.

Un nuevo concepto del que escucharemos mucho en los próximos años es el término prosumidor. Con este concepto se hace referencia al papel que están tomando en la creación de riqueza los consumidores activos e informados que incluso producen los bienes y servicios que necesitan y generan toda una economía que no es visible a simple vista, difícil de cuantificar aún para los economistas expertos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Prosumidor

http://www.agapea.com/La-revolucion-de-la-riqueza-n622615i.htm

Aunado a estos esfuerzos de los prosumidores, existe un nuevo enfoque empresarial en el que los clientes determinan e informan de manera muy directa sus necesidades y gustos a los proveedores y vendedores, de tal suerte que ahora hay compañías que determinan su proceso de producción en base a la demanda y sugerencias de sus clientes actuales o potenciales.

Muhammad Yunus obtuvo en 2006 el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos y logros para combatir la pobreza y generar bienestar en las familias de Blangadesh. Desde el punto de vista de este empresario, economista y docente, tal vez la única manera de combatir efectivamente la pobreza sea actuando familia por familia a través de los microcréditos. Por medio de ellos ha logrado incentivar el desarrollo social y económico desde abajo. En 1976 fundó el Grameen Bank, que ha estado multiplicándose desde entonces, sus principales clientes son mujeres y ha conseguido demostrar que muchos individuos que se encuentran fuera de la economía, que no califican para obtener financiamientos, pueden incorporarse con mucho éxito, transformando muchas vidas, muchas familias, muchas comunidades.

http://es.wikipedia.org/wiki/Muhammad_Yunus

El ejemplo de Yunus es un excelente botón de muestra en cuanto a los esfuerzos actuales para acabar con la pobreza, en la próxima entrada expondremos un modelo que propone Jeffrey Sachs para frenar la pobreza en una forma estructural.

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

 

Creative Commons License

img_juegos_n.jpg

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Fake World?

“Sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero.” Jorge Bucay

http://www.frasedehoy.com/call.php?file=autor_mostrar&autor_id=1049

Fake es una palabra que define una cosa falsa, en algunos diccionarios la definen como algo que no es auténtico o genuino http://www.answers.com/fake

Nuestro título de esta entrega es: Fake World, significando mundo no genuino o falso, planteando la interrogante ¿Qué tipo de mundo y civilización estamos construyendo? Lo tomo como punto de partida, ya que anteriormente hablé de las bondades de construir una sociedad entre iguales a través de la colaboración, pero hay que señalar que existe un peligro actual de masificación del pensamiento, de la misma forma en que se pueden generalizar: el consumo, las modas de todo tipo, el uso y des-uso de pautas y tradiciones culturales. Este fenómeno que se está dando en nuestra población joven, es un fenómeno que ha existido en otras épocas, pero en este momento que vivimos se maximiza de una forma exponencial a través de los medios de comunicación y difusión masivos.

Al comenzar este Blog, señalaba que uno de los primeros pasos para llegar a ser un mejor ser humano es empezar por conocernos a nosotros mismos. Una persona que se conoce debería valorarse y, si actúa desde su originalidad podrá ser auténtico, verdadero, él mismo. En un mundo wiki, en el que la máxima es compartir con otros, unirse a la multitud, ser y hacer como hacen los demás, se corre el riesgo de olvidar quiénes somos, qué nos hace únicos, qué es lo que venimos a aportar a nuestro planeta.

Este mundo ha llegado a ser lo que es, gracias a los aportes de la humanidad y de cada uno de sus singulares individuos que han defendido y regalado su propia visión de la vida y de la realidad, desafiando el estándar de las mayorías, entregando sus obras, su arte, su pensamiento y estilo de vida como testimonio de su propio trayecto de vida.

Para ser nosotros mismos, necesitamos conocernos a fondo, reconociendo nuestras luces y nuestras sombras, nuestra base biológica heredada y la que nos ha compartido el entorno; aceptando lo que somos en este momento y quizás atreviéndonos a tomar el reto de caminar hacia esa persona que queremos llegar a ser, reconstruyéndonos por el resto de nuestras vidas.

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

copy-of-cubo-prepa-internacional.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Se ha expuesto desde diversos enfoques, en foros económicos, políticos, académicos y culturales, que vivimos en una era que junto con la globalización ha generado un entorno de competencia inusitada y de proporciones crecientes.

El diseño de las economías de muchas naciones parte o se sustenta en la creencia de que “Tenemos que competir para poder sobrevivir”. Los planes de desarrollo económico de estos países están anclados en la premisa anterior y de igual forma, los planes de formación para el trabajo y la formación universitaria tienen el mismo enfoque dotar a los estudiantes de más herramientas y estrategias para poder competir en un mundo globalizado.

Creo que de alguna forma estamos confundiendo una característica peculiar de la era contemporánea con la visión que nuestra sociedad debería tener a futuro. Actualmente tenemos mayor información aportada por la ciencia, contamos con más herramientas tecnológicas para optimizar el trabajo y la producción de bienes y servicios. También vivimos en un momento histórico en el que nuestros medios de comunicación y de transporte han cambiado nuestras formas de vivir, divertirnos, viajar, trasladarnos e intercambiar información, bienes y capacidades humanas. Todos estos cambios han catapultado una mayor competencia, una mayor velocidad con que se dan los intercambios en todo el mundo, pero si nuestro destino como humanidad sólo se encuentra en una creciente competitividad técnica y científica, estamos apoyando entonces el postulado evolutivo de Darwin que planteaba sólo la supervivencia de los más fuertes y aptos.

¿Quién puede marcar el criterio para cuantificar el valor de los seres humanos y sus obras? ¿Sólo los economistas, las grandes potencias y corporativos que imprimen un ritmo en el mundo de los negocios? ¿Qué valor tiene una obra de arte, el valor de la palabra humana? ¿Quién puede ponderar la riqueza cultural que aporta cada ser humano y sus países? ¿Qué aporta una persona con capacidades diferentes en un mundo volcado a la generación de riqueza, bienestar y confort? Creo que cada ser humano, es parte de la respuesta y a pesar de las desigualdades sociales y económicas de nuestro mundo todas las voces tendrían que ser consideradas y participar en la construcción de la realidad.

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »