Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Dicotomía’ Category

 

Creative Commons License

collage.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons

 

Libertad III

”A vivir se aprende toda la vida

y toda la vida se ha de aprender a morir”

Lucio Anneo Séneca

A todos los que me regalan con su atención en este espacio, les cuento que tuve que librar una batalla singular con mi PC y mis respaldos, pero de nuevo volvemos a la carga.

Agradezco el último comentario a nuestros compañeros del Blog Body Up Community y coincido con ellos en varios puntos. La libertad nunca puede ser absoluta, no somos ni seremos nunca omnipotentes y si así fuera caeríamos en el libertinaje, hacer lo que nos diera la gana, pero aunque el supuesto anterior no existe, no significa que la libertad no exista, como refiere Fernando Savater, citando a Pico De La Mirándola, nuestra especie no está cerrada por un determinismo biológico, sino que permanece abierta y creándose sin cesar a sí misma. La acción es libre porque su causa es un sujeto capaz de querer, de elegir y de poner en práctica proyectos, es decir de realizar intenciones. Así que podemos admitir que tenemos cierto grado de libertad en lo que pensamos, en lo que deseamos y en lo que hacemos.
http://bodyupcommunity.blogspot.com/

http://html.rincondelvago.com/las-preguntas-de-la-vida_fernando-savater_2.html

Como explica el mismo Savater citando a Sartre, somos libres porque somos lo que somos y lo que aún no somos (nuestros deseos), es decir somos potencialidad, podemos anhelar inventarnos permanentemente, de transgredir nuestros límites, podemos desmentir lo que previamente hemos sido y; aunque podemos preguntarnos de nuevo ¿Qué pasa con todas las determinaciones de nuestra situación histórica, de nuestra clase social o de nuestras condiciones físicas y psíquicas? ¿Qué con los obstáculos que nos opone la realidad a nuestros proyectos? El mismo Sartre observa que siempre se es libre frente a un estado de cosas y dentro de esta realidad, soy yo quien elijo resignarme a mi condición social o rebelarme contra ella y transformarla.

Me gusta mucho un concepto que expone Jorge Bucay en su libro 20 Pasos hacia delante, al referirse a la libertad, refiere que no es algo que se consigue, sino algo que nos podemos conceder, es esa posibilidad y derecho que cada uno tenemos de elegir una o más veces, entre varias de las alternativas que se nos presentan en determinado momento. Tanto Bucay y Savater entienden la libertad no como la posibilidad de cambiar nuestra realidad en muchas ocasiones, pero si, como la opción de escoger como reaccionamos, como nos situamos frente a ella.

En nuestra siguiente entrada terminaremos este tema, comentando un poco sobre la actitud y la responsabilidad, dos elementos necesarios para poder comprender y vivir la libertad.

La Vida Interior de una Célula

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Anuncios

Read Full Post »

To Be or Not to Be?

¿Ser o no Ser?

Creative Commons License

mona.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons

“Ser o no Ser” (Hamlet)

“To be or not to be: that is the question”

William Shakespeare

“Hamlet era incapaz de ser, ésta es la verdadera tragedia del príncipe…la de NO Poder, o no Saber Ser” Salvador de Madariaga

En nuestra entrada anterior quedó implícito un tema, una pregunta muy amplia: ¿Qué hace posible que lleguemos a tomar una decisión? Desde luego usted dirá que nuestra bienamada libertad, pero, ¿En qué consiste exactamente ésta? ¿De qué somos libres realmente? ¿Es una ilusión o una conquista? ¿Nos deja espacio la vida para la libertad?

Hoy inicié citando a Shakespeare, maestro de la tragedia, que en su personaje Hamlet encarna esa tensión entre nuestra realidad y nuestras posibilidades. Exactamente es lo que él se planteaba, si tenía la libertad o la posibilidad de Ser y de hacer. Creo que es algo que vivimos diariamente al ir haciendo nuestro camino con cada nueva decisión y sólo es posible tomarla, porque tenemos conciencia de quiénes somos, de nuestras posibilidades y nuestros límites; y antes de cualquier acto verdaderamente humano, deliberamos y ejercemos la libertad.

Muchos de ustedes se preguntarán ¿De qué somos libres? Tenemos una herencia genética, un ADN único que delimita nuestras posibilidades biológicas y la base de muchos procesos psicológicos, nuestro entorno nos dicta las reglas sociales y la educación que recibimos ¿No es en realidad una preparación para la vida en la Sociedad en qué vivimos? Aunque algunos profesen modelos educativos liberadores, no tienen en si mismos el sesgo de una ideología que quiere manipular a los ciudadanos hacia un objetivo del sistema? ¿En dónde queda espacio para la libertad?

Los países, las ciudades, las comunidades, los grupos sociales, las empresas, la familia, el Estado, las Iglesias nos dictan reglas que tenemos que aceptar para vivir razonablemente dentro del orden establecido, pero, a pesar de todo lo anterior; ni la herencia es una sentencia de muerte o un programa de vida, como tampoco los modelos de vida y las rutas que escogemos para llegar a ellas tienen que ser las mismas de los demás.

El día de mañana platicaremos un poco más sobre la libertad; entendida como Libertad de y libertad para”

Sergio Moreno Ibarra

Nach & Liriko – Ser o no Ser


Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

Creative Commons License

 

hombre-moviendo-tablero-de-ajedrez.jpg

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Choices I

Choices: opciones, elecciones, decisiones. Mi vida y tu vida se van construyendo con nuestras decisiones, algunas pequeñas, otras trascendentes, pero todas ellas van conformando el rumbo y el ritmo de nuestra historia. Si quiero explicarme mejor mi presente, mis aciertos, mis fracasos, mi bonanza, mi sobrepeso, mi buena o mala salud, mi soledad o mi popularidad, sólo tengo que voltear a ver mi hábitos y mis decisiones de ayer, de las semanas y años que acaban de pasar. Todo esto me trajo hasta aquí, dónde ahora me encuentro, como ahora soy.

Pero también si quiero puedo pensar positivamente, que si deseo un futuro mejor, tengo que revisar mi presente y mis decisiones y hábitos de este momento. Si deseo tener mejor salud, tendré que revisar mi forma de comer desde este día, si quiero estar en mejor forma, tengo que iniciar un plan de acondicionamiento físico de inmediato, si quiero tener más amigos, tengo que empezar ya a buscar los medios donde puedo relacionarme más y mejor.

Uno de los precios de crecer, de llegar a ser adultos, es precisamente poder elegir, decidir lo que queremos hacer en la vida, que exige que una vez tomado un camino o una elección, nos hagamos responsables de ello. Ahora bien, es más fácil asumir las consecuencias y responsabilidades de nuestras elecciones cuando son congruentes, coinciden y armonizan con nuestros principios, nuestros valores, nuestros sueños; cuando nuestras decisiones nos enfrentan a nuestras creencias y principios más profundos, entramos en crisis, podemos asumirlas por un tiempo, pero tarde o temprano si no actuamos en consecuencia con lo que somos y pensamos, tendremos un conflicto interior.

El tomar decisiones es un gran don y una gran responsabilidad, el hecho de poder decidir a donde queremos llevar nuestra vida es maravilloso, pero esto nos exigirá congruencia, sacrificios y establecer prioridades. Aún así, es mucho mejor decidir Que queremos de la vida, que despertar una mañana, 20 años después, dándonos cuenta de que la vida nos llevó a dónde no hubiéramos querido ir, que nos dejamos llevar por acontecimientos y pequeñas elecciones, a las que no les dimos la importancia o trascendencia.

Para que esto no nos suceda, tendremos que cuidar de Nuestra fuerza vital y nuestra llama interior. Pero de esto platicaremos el día de mañana.


Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

¿Buena suerte, mala suerte? II

Creative Commons License

scribd-images.jpg

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Posiblemente algunos lectores sigan con la pregunta de la entrega anterior: ¿Existe la buena y la mala suerte? ¿Tenemos libertad o la suerte ya está echada por nosotros?

Este día quiero utilizar un diagrama que muestra el Maestro psicoanalista y prolífico escritor Jorge Bucay en su nuevo libro El Mito De La Diosa Fortuna, donde nos habla de estos temas de una manera muy novedosa y amplia.

Bucay nos plantea que muchos de nosotros, el saber popular y las creencias comunes hemos atribuido la fortuna y éxito de las personas o sus fracasos y desgracias a una suerte o azar, a una estrella que marca el rumbo de algunos seres humanos. Otros creen que más bien que ya existe un rumbo y un fin trazado a cada existencia, algunos más piensan que está en sus manos y en su libertad de elección decidir lo que hacen con sus vidas, aunque la vida se encargue de demostrarles con sus circunstancias y acontecimientos que existen múltiples aspectos y detalles totalmente fuera de su control.

diagrama-de-la-suerte-bucay.jpg

 

Para Bucay, La Suerte es una convergencia o interacción de muchos elementos: existe sin duda algo de azar, situaciones imprevistas e inesperadas, existe un destino entendido como lo más lógico que debería sucederle a alguien en ciertas circunstancias, la interacción del azar y el destino le llama circunstancias. Existe también la fortuna personal, que son las condiciones en las que nacen las personas, tanto físicas como sociales y económicas. Además de los elementos anteriores existe el esfuerzo personal por superarse y aprender siempre modificando o acrecentando nuestra fortuna personal, a esto se le llama talento. A la interacción entre destino y fortuna le llama condiciones y a la interacción entre azar y lo aprendido son las oportunidades.

Entonces podríamos decir que se suman el destino, el azar, la fortuna de lo recibido y lo aprendido por cada uno de nosotros. En cada circunstancia se dan determinadas condiciones, que hacen que, actuando con talento yo pueda transformarlas en la mejor oportunidad. El resultado beneficioso de mi mejor actitud se llama SUERTE.

¿Usted que opina? ¿Vale la pena intentar construir nuestras vidas, con pequeños esfuerzos cada día? Yo me quedo con esta idea, la construcción de mi realidad cada día… ¿Y usted?

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

Dr. Jekyll y Mr. Hyde

duality-2.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

La Bella y La Bestia

Tantos títulos para hablar de una parte de la realidad y de nosotros que ha sido llevada a la pantalla, al teatro y dentro de la Literatura Universal ha quedado consignada en muchas obras, poesías, novelas y narraciones muy diversas.

Los dos principios de todo, el Ying y el Yang, el bien y el mal, lo positivo y lo negativo; esa dualidad que todos experimentamos es parte cotidiana de nuestra vida, desde que nacemos hasta que morimos. ¿Quién no ha amado alguna vez? ¿Quién no admite haber experimentado la ira y el odio también? ¿Tendríamos los hilos en la mano para poder entendernos y definirnos como personas de bien o como personas malas?

No es sencillo plantearse estas preguntas ni contestarlas de forma absoluta, por eso en tantas obras como la historia del Dr. Jekyll y Mr. Hyde o en La Bella y la Bestia y tantos otros relatos (me quedo con estos por ser muy conocidos) se narra la experiencia del ser humano, que transita, se desliza entre dos territorios muy cercanos, la bondad, la maldad, el egoísmo o la generosidad, es muy difícil vivir permanentemente instalado en alguno de estos territorios, como también es difícil juzgar los hechos de nuestra vida y de los demás bajo la óptica de blanco y negro, casi siempre hay tantos matices que desconocemos y ubican cada circunstancia e historia de formas insospechadas.

Tenemos una ventaja muy grande mientras vivimos y estamos comprometidos con reinventarnos continuamente, podemos cambiar, podemos al menos mejorar respecto al día de ayer. Como leí alguna vez de la pluma del teólogo Lenardo Boff, mientras sigamos en este mundo, existiendo y experimentando a través de un cuerpo histórico, podemos escoger el amor o el odio, el bien o el mal. No siempre escogeremos correctamente, es muy difícil, si no imposible vivir en un perpetuo equilibrio, siempre estamos en movimiento y a través de esas alternancias, de esa lucha dialéctica, nos vamos construyendo y consolidando como seres humanos.

A todos aquellos que alguna vez nos ha atormentado el no ser perfectos, el fallar, el mentir, el engañar, el traicionar, el ser indiferente a los demás, el ser cínicos y no inocentes; siempre existirá mientras tengamos un aliento de vida, la posibilidad de intentar comenzar de nuevo, construirnos otra vez, como hacen los pájaros al ver su nido destruido por una tormenta o por manos humanas.

Alguna vez leí, no recuerdo el autor, que Dios nos ve, contemplando toda nuestra vida de un vistazo, así que lo que El ve, no son sólo esos pequeños actos que realizamos, sino la foto completa de toda una vida de lucha o abandono, de entrega o claudicación, de encuentros y desencuentros, la orientación permanente de toda una existencia. Fuera maravilloso, que tuviéramos la capacidad de valorar de esa forma a las personas. ¿No les parece?

 

 

 

clipped from marcianos.com

Basta un minuto para hacer un héroe, pero se necesita toda la vida para hacer un hombre de bien(Paul Brulat) – Comentarios

  blog it

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »

vineta-talento-proactivo.jpg

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

 

ENIGMA

¿Quién eres tú, la tiniebla o el resplandor?

¿Quién eres tú, acaso un siervo o un Señor?

¿Quién eres tú, una pregunta lanzada a los vientos

o una afirmación, la locura o la razón?

Te diré mi verdad…

¿Quién eres tú, personaje de mil leyendas?

¿Quién eres tú, peregrino de una existencia?

¿Quién eres tú, un ser omnipotente o un

indigente mortal, la ficción o la realidad?

Te diré mi verdad…

¿Quién eres tú, un instante del tiempo total?

¿Quién eres tú, individuo entre la humanidad?

¿Quién eres tú, un ser humano completo o

un proyecto para realizar?

Buscador de la verdad, te diré mi verdad…

Eres la síntesis del universo, carne y espíritu unida en un cuerpo, eres el único ser que ha sido creado a imagen de Dios.

Tienes consciencia del bien y del mal, eres capaz de matar o de amar, puedes vivir solo y acompañado, sólo tú tienes la libertad, libertad.

Sergio Moreno Ibarra
AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »