Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Apariencias’ Category

¿Sabiduría o falacia de las mayorías? 

(1a. parte)

Multitud Violenta

Creative Commons License

Esta obra está bajo una

Licencia de Creative Commons

“Nadie es dueño de la multitud aunque crea tenerla dominada”

Eugene Lonesco

A lo largo de la historia de la humanidad, uno de los anhelos más acariciados por muchos personajes importantes (Reyes, mandatarios, líderes religiosos y políticos) según fuentes y tradiciones diversas, ha sido conocer y predecir el futuro, para poder tomar las decisiones más acertadas, beneficiándose con este conocimiento y también para tratar de evitar calamidades, adversidades o amenazas a  su poder y liderazgo. Muchos de estos líderes para obtener sabiduría, consultaban sabios, adivinos, brujos o cualquier clase de experto que pudiera ayudarles con su consejo, para decidir sabiamente, con la venia y la bendición de los dioses o bajo el aura protectora de los astros.

Cabe preguntarse, si las decisiones más inteligentes o las más acertadas han sido tomadas por minorías de expertos o sabios o más bien por grandes multitudes que pueden aportar mayores puntos de vista, experiencias y opiniones al respecto. A lo largo de la historia han existido opiniones que favorecen en uno u otro sentido.

Apoyando la opinión de que sólo el punto de vista de los expertos es el más acertado o cercano a la verdad han existido innumerables pensadores que sostenían que sólo los sabios, los reyes, sacerdotes o  personajes claves de la historia, eran quiénes podían guiar y dirigir el rumbo y los destinos de la muchedumbre, como elegir a sus gobernantes o decidir si se iba o no a una guerra.

A principios del siglo XX, Sir Francis Galton (1822-1911), científico, médico, estadista e inventor inglés, que menospreciaba a las masas comunes y pensaba que los votos relativos al gobierno debían ser dejados a la clase alta y los sabios,  inventó un concurso en el cuál los plebeyos demostrarían su incapacidad para juzgar con buen juicio y así él podría demostrar lo incultas e insensatas que eran las mentes plebeyas. A continuación mostramos un video donde se recoge esta experiencia.

La sabiduría de las multitudes por Nova Science Now

A pesar de que el intento de Sir Francis Galton era demostrar la incapacidad y mediocridad de una muchedumbre y del ciudadano común, han existido muchos otros pensadores que han dejado en claro, que las turbas y multitudes pueden llegar a ser poco inteligentes y muy peligrosas, sobre todo cuando son manipuladas o presas de un rumor o de la histeria emocional colectiva, por lo tanto, su capacidad de generar una inteligencia colectiva o sabiduría grupal es descalificada ampliamente.

En 1841, Charles MacKay, un escocés que trabajaba para el periódico londinense The Morning Chronical , escribió un libro que tituló Delirios extraordinariamente populares y la locura de las multitudes , en el que trataba de responder a una pregunta inquietante: ¿por qué individuos habitualmente sensatos e inteligentes se convierten en masas idiotas cuando actúan colectivamente?

MacKay cita como un ejemplo de esta demencia masiva, la llamada Fiebre de los Tulipanes, desatada en Holanda en 1624, cuando la avidez por poseer una de estas flores, erigidas inesperadamente en símbolos de estatus por las clases altas, llevó su cotización a precios más altos que los del oro.

Citado en http://www.lanacion.com.ar/919853-la-sabiduria-colectiva-y-sus-limites

Ejemplos de irracionalidad en el comportamiento de las masas como el que cita MacKay se cuentan muchos a lo largo de la historia, dejando evidencia que cuando se está frente a una multitud o muchedumbre, se debería tener bastante cautela, respeto y miedo, ante una entidad, que en masa, actúa en muchas circunstancias, movida por el inconsciente colectivo. El famoso psicoanalista Sigmund Freud lo investigó y escribió mucho al respecto.

“La multitud es impulsiva, versátil e irritable, y se deja guiar casi exclusivamente por lo inconsciente. Los impulsos a los que obedecen pueden ser, según las circunstancias, nobles o crueles, heroicos o cobardes, pero son siempre tan imperiosos, que la personalidad e incluso el instinto de conservación desaparecen ante ellos. Aun cuando desea apasionadamente algo, nunca lo desea mucho tiempo, pues es incapaz de una voluntad perseverante. No tolera aplazamiento alguno entre el deseo y la realización. Abriga un sentimiento de omnipotencia. La noción de lo imposible no existe para el individuo que forma parte de una multitud.”

– Sigmund Freud, Psicología de masas (1921), citado en http://citasnaturalistas.blogspot.mx/2011/05/sigmund-freud-sobre-las-multitudes.html

Si desean abundar en otros ejemplos de irracionalidad de las masas, les compartimos un link con más información al respecto y en nuestra próxima entrada, plantearemos algunas evidencias que sostienen que la sabiduría de las masas, en muchas circunstancias supera al conocimiento de eruditos y expertos.

http://www.cosmosmagazine.com/node/3154/full

Sergio Moreno Ibarra

AddThis Social Bookmark Button
Creative Commons License Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Anuncios

Read Full Post »

Detrás de las Apariencias

Creative Commons License

Creative Commons License

Esta obra está bajo una

licencia de Creative Commons

“Con La vara que midan serán medidos?

Es muy humano lo se y nos pasa muy seguido, que al cruzarnos con los otros los juzgamos ágilmente, los miramos a los ojos y colgamos de su imagen adjetivos y prejuicios, no los vemos realmente, no escuchamos sus palabras, las que traemos por dentro, parece son suficientes.

¿Y qué sabemos nosotros del interior de cada humano? ¿De sus miedos y sus luchas? ¿De sus fracasos y victorias? ¿De sus miserias y glorias? Me parece que muy poco para poder valorarlos, para poder entenderlos, sólo vemos un reflejo y nos perdemos el resto.

Mi propósito el día de hoy, no es señalar lo que muchos ya sabemos, más bien quiero compartirles algunos pequeños secretos para aprender a observar, para escuchar con atención, para poder valorar con esperanza, a aquél que el mismo Dios hizo a su imagen y semejanza: EL Ser Humano.

Primer Secreto. Para poder escuchar tenemos que aprender a callar, a apagar las voces que llevamos por dentro, a abrazar el silencio sin temor y, es que tenemos tanto miedo que de forma continua estamos hablando, escuchando música, escondidos entre el bullicio y los murmullos.

Olvidamos que el silencio madura el alma y el corazón, nos revela nuestros más profundos sentimientos y nuestro verdadero yo. Así que aprendamos a callar, a escuchar a los demás, dejémonos sorprender por lo que nos van a contar, no interrumpamos la conversación , no pretendamos de inmediato aconsejar, compartir nuestras experiencias similares.

SILENCIO, para dejar que el otro se sienta cómodo, con la libertad de compartirnos sus ideas, sus experiencias, sus sentimientos.

Segundo Secreto. Para poder ver la realidad hay que aprender a observar sin juzgar, simplemente mirar lo que aparece frente a nosotros sin colgarle etiquetas ni prejuicios.

Si hiciéramos la prueba de observar como los niños, con asombro, con novedad, seríamos capaces de apreciar lo que se muestra frente a nosotros: Un paisaje natural, una puesta de sol, una sonrisa sincera, una mirada de amor, un abrazo de amistad y muchas cosas más.

Si logramos evitar asumir una postura antes de observar atentamente, entonces llegaremos a descubrir el misterio de cada cosa, de cada ser vivo. No inventaremos historias, no haremos conjeturas, simplemente compartiremos con otros el infinito valor de la existencia.

Tercer Secreto. Para aprender a valorar la realidad, ten esperanza en la vida y en los demás.

Sobre lo que habrá de venir, seguramente todos los días tendrás suficientes motivos y razones para desconfiar de algunas personas, de esperar catástrofes, de mirar con intranquilidad alrededor de ti, los acontecimientos que se viven en todo el mundo y en tu ciudad: Violencia, inseguridad, impunidad.

Recuerda, que cada día tienes ante Ti, la gran oportunidad de usar tu libertad de elección, de decidir si vives a la defensiva o si asumes una actitud constructiva, de fe, de quien todavía espera encontrar en los demás: sinceridad, honor y lealtad.

Es difícil creerlo, pero todavía existen alrededor de ti, personas que viven con estos valores y principios, no se puede negar el mal en el mundo, ni la maldad de muchos seres humanos,

Pero a este mundo le hace falta amor, esperanza, compromiso, y si cada día nos sumamos muchas personas a vivir de esta forma, juntos podremos entonces hacer un mundo mejor para los que vienen detrás.

No se si mis palabras te parezcan posibles o una ingenuidad, pero muchos grandes avances y cruzadas de la humanidad: viajar a la luna, conseguir la igualdad de las razas, vencer la tiranía a través de la paz, fueron llevadas a cabo por personas con gran espíritu y deseos de cambiar y mejorar su realidad.

Tu decides que rumbo darle a tu vida, seguir en la indiferencia y la pasividad, viviendo detrás de las apariencias…

O Por el contrario, puedes comprometerte, tomar la iniciativa, crear lazos de humanismo con los demás. Hoy te he mostrado un camino, escuchando con atención, observando sin juzgar, valorando con esperanza la dignidad de todos aquellos, que detrás de las apariencias podrían ser: un amigo, un vecino, un hermano, o tal vez tu mismo.

¿Qué prefieres maldecir la obscuridad o encender una luz?

Para cambiar o transformar la historia, se necesitan hombres y mujeres que sean capaces de ponerse de pie, de levantar la voz para defender sus ideales.

Al final, lo verdaderamente importante no es mirar de donde vienes, sino fijar la vista y el corazón hacia dónde quieres llegar.

Sergio Moreno Ibarra


AddThis Social Bookmark Button

Creative Commons License Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Read Full Post »